Por mi profesión tengo una cierta experiencia en la venta de anillos de compromiso. Así, he
tenido y tengo la fortuna de atender a muchos hombres que vienen a informarse y/o a
comprar el anillo de compromiso para su pareja.

Probablemente uno de los días más felices en la historia de dos personas que se aman.
Es en base a esta experiencia, acumulada a lo largo del tiempo, como he llegado a clasificar
a los hombres en tres categorías diferentes, en función de cómo afrontan esta compra tan
especial, que es el símbolo de una preciosa y única historia de amor entre dos personas.
Antes de entrar en las diferencias entre los hombres, vamos a ver los puntos comunes de la
mayor parte de ellos cuando van a comprar el anillo de compromiso. El primer denominador
común es el presupuesto. Prácticamente todos los hombres, cuando deciden que ha llegado
el momento de la pedida de mano, tienen un presupuesto aproximado de lo que se van a
gastar en la compra del anillo. Generalmente el precio final del anillo de compromiso no está
muy alejado de este presupuesto.
El segundo punto en común, es que la mayoría de hombres tienen muy poca información
sobre aspectos relacionados con el mundo de la joyería. Sin duda, es lo normal ya que para
la inmensa mayoría es la primera vez que se enfrentan a una compra relacionada con este
mundo.
Ahora vamos a ver las tres diferentes categorías. Quiero subrayar que es mi opinión personal
basada en estos años de experiencia atendiendo a muchos clientes y, al mismo tiempo, en
mi formación y experiencia en el área del marketing. Así, las tres categorías son:

  •  CUMPLIDORES
  • ANALÍTICOS
  • SIMBÓLICOS

CUMPLIDORES

En esta primera categoría se engloban aquellos hombres que saben que ha llegado el
momento de dar el paso a pedir la mano a su pareja, las razones pueden ser diversas. Una,
por ejemplo, es que ya llevan bastante tiempo con su pareja, otra es que de veces en cuando
su pareja les lanza una indirecta. En cualquier caso deciden que es el momento de dar este
paso tan importante en la vida de dos personas que se aman.
Por lo general este perfil de hombres considera importante la pedida de mano, pero le da
poco valor al anillo de compromiso, lo compra allí donde le es más cómodo y fácil. Es decir,
no se preocupa mucho del “qué”, ni del “dónde”. En su proceso de compra priman aspectos
como el de no invertir demasiado tiempo. La secuencia podría ser: “Lo necesito, lo compro”.
La idea subyacente es que para un determinado presupuesto todos los anillos de
compromiso son, más o menos, parecidos.
La variable más importante para ellos es, sin duda, el precio, lo cual no implica que tiene que
ser económico, sino que tiene que adaptarse al presupuesto que se ha fijado para esta
compra. El resto de variables como el diseño, la calidad o la marca tienen menos
importancia.
En resumen, cumplen con todo el protocolo que hay detrás de la pedida de mano, pero sin
prestar mucha atención al protagonista de ese día tan especial que es el anillo de
compromiso.

ANALÍTICOS

Al ser la primera vez que estos hombres se enfrentan a un tipo de compra de esta
naturaleza, este perfil de clientes, antes de tomar la decisión final, invierten mucho tiempo en
buscar información en internet, o a través de sus amigos, que ya han pasado por esta
experiencia y, en muchos casos, se recorren la mayor parte de establecimientos donde
pueden encontrar el anillo de compromiso perfecto. Es decir, recaban mucha información
antes de tomar la decisión final.

Los hombres analíticos buscan la mejor compra por su presupuesto.

Aunque la mayor parte de compras son emocionales, en este categoría de clientes prima lo
racional. Así, en base a toda la información recabada a través de la red, amigos y visitas a
diferentes tiendas van reduciendo las opciones, hasta que al final, después de invertir un
tiempo importante se deciden por su anillo de compromiso.
Este tipo de clientes valoran muchos y diferentes aspectos a la hora de tomar su decisión
final. Entre ellos, el diseño, la calidad, la confianza o el asesoramiento, pero, especialmente,
buscan el anillo de compromiso que ellos consideran como la mejor opción por su inversión.
Por lo general este tipo de clientes son bastante indecisos, razón por la cual se toman su
tiempo antes de tomar la decisión final.

SIMBÓLICOS

La razón por la cual hemos puesto este nombre a esta categoría de clientes es porque es la
única categoría que, de una forma consciente o inconsciente, entiende el valor simbólico que
para una mujer tiene su anillo de compromiso.
Así, el valor simbólico que hay detrás del anillo de compromiso para una mujer, es que su
pareja siempre la hará sentir única y que, además, le ofrecerá lo mejor de si mismo.
También, que a lo largo de su vida en pareja cuidará de ella y de los pequeños detalles que
tan importantes son en una relación de pareja.
Por ello, este tipo de hombres, cuando deciden que ha llegado el momento de pedir la mano
a su pareja, cuidan hasta el más mínimo detalle. Por lo general, invierten mucho tiempo en
diseñar e imaginar cómo va a ser ese momento tan especial y único en su vida.
Generalmente este perfil de hombres reúnen creatividad, empatía y sensibilidad. Por ello, a
la hora de elegir su anillo de compromiso intentan informarse sobre qué aspectos son los
más importantes a la hora de elegir un anillo de compromiso, se preocupan mucho por el
diseño, ya que cuando compran el anillo lo visualizan en la mano de su prometida. También
se preocupan mucho por conocer aspectos relacionados con la calidad del anillo. En
definitiva, son clientes muy exigentes pero, al mismo tiempo, muy agradecidos.

Los hombres simbólicos reconocen el valor simbólico que para su pareja tiene el anillo de compromiso.

Es el tipo de clientes que valoran mucho un asesoramiento honesto y profesional, que elijen,
si está dentro o cerca de su presupuesto, metales como el platino o diamantes de la mejor
calidad, que da valor a aspectos como que la procedencia de los diamantes cumpla con la
resolución de la ONU o a detalles como el grabado de su anillo de compromiso.
Es el tipo de clientes que cuando los atiendes comparten contigo cómo han preparado ese
día para que sea uno de los días más felices de su pareja. El perfil de personas disfrutan y
viven con antelación todos los preparativos que hay antes de ese día tan especial y único.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *